¿Qué es un Enlace NoFollow?

qué es un enlace nofollow

Un enlace nofollow es un enlace que contiene el valor nofollow asignado al atributo rel de un elemento HTML. Además, este tipo de enlaces no traspasan autoridad o link juice.

Hasta septiembre del año 2019 estos enlace se utilizaban en posicionamiento web para indicar a los bots de los diferentes buscadores que enlaces debían de seguir y cuales no para así conseguir una estructura de enlazado interna correcta.

Sin embargo, a partir de septiembre Google sacó un comunicado indicando que los enlaces nofollow también podían ser seguidos (Según su criterio) por Google Bot dejando a la ofuscación de enlaces como único medio para evitar que un bot siguiera un enlace y traspasase su fuerza o pagerank interno.

Historia de estos enlace

El SEO en 2004 era completamente distinto al que existe actualmente. Los enlaces, las granjas de enlaces, el Pagerank y el chanchulleo de enlaces estaba a la orden del día. En resumen las páginas web contenían miles de enlaces basura y se compraban enlaces a cantidad en vez de a calidad.

Cómo todo esto se descontroló, en 2005 Google puso fin a este crecimiento indiscriminado creando los enlaces nofollow para luchar contra el spam de los enlaces.

De hecho, fue el primer paso que se dio previo al Google Update Penguin que acabo arrasando las páginas web spammeadas a base de miles de enlaces basura.

Desde entonces, la única manera de quitar estos enlaces basura aunque sean nofollow es la herramienta disavow.

¿Para que sirven entonces los enlaces nofollow?

En la actualidad los enlaces nofollow sirven para marcar aquellos enlaces que no sean enlaces UGC ni enlaces Sponsored.

Es decir, para aquellos enlaces que no se quiere que se les tenga demasiado en cuenta a nivel de posicionamiento web. Este tipo de enlaces son ideales para enlaces a redes sociales por ejemplo.

De todos modos, te dejo 5 razones por las que pese a la gran cantidad de atributos que se le pueden poner a los enlaces, crear enlaces nofollow sigue ayudando a mejorar tu posicionamiento web.

  1. Diversifican el perfil de enlaces. Si todos tus enlaces externos conseguidos son dofollow será signo evidente para Google de que algo raro pasa y que has hecho tramas. Mucho cuidado con eso si no quieres caer en una penalización SEO.
  2. Ayudan a construir marca. Si un gran medio te cita con un enlace nofollow dará igual. Es branding y marca pese a que no traspase autoridad “en principio”. Estos enlaces siempre serán buenos.
  3. Consiguen tráfico referral. Todo enlace es susceptible de atraer nuevos públicos hacia tu página web. Además, está demostrado que el tráfico web posiciona.
  4. Podrás captar posibles clientes. Nunca sabes donde puede estar un potencial cliente para tu página web.
  5. Si un enlace nofollow es en un medio poderoso sin muchos enlaces salientes y con mucho tráfico es muy probable que ese enlace se comporte como un dofollow en términos de posicionamiento web.

¿Cómo tratan los motores de búsqueda el nofollow?

Dependiendo del buscador de internet utilizado el trato a este tipo de enlaces será distinto. Esto ocurre principalmente por las políticas internas de cada buscador y su tecnología a la hora de rastrear páginas web.

De esta manera:

  • Google entiende el enlace nofollow y puede o no seguir el enlace y puede o no traspasar autoridad con el. Todo queda a su libre criterio.
  • Yahoo utiliza los nofollow para ayudar en la búsqueda de nuevos contenidos.
  • Bing no se sabe a ciencia cierta si tiene en cuenta estos enlaces o no para sus rankings.

¿Cómo se si un enlace es nofollow?

Para saber si un enlace es nofollow bastará con comprobar el código fuente de la página y asegurarse que el enlace contiene el atributo rel=”nofollow”. Ejemplo:

<a rel=”nofollow “href=”https://dominio.com”>Anchor Text</a>.

Otra forma más sencilla será instalar la extensión para Google Chrome Nofollow que te marcará todos los enlace nofollow de una URL con un cuadrado de puntos rojos.